Terminal Bancaria o TPV ¿Qué es?

La terminal bancaria o comúnmente conocida cómo TPV (Terminal Punto de Venta), es un dispositivo que va conectado directamente a la línea telefónica o Internet dentro de los establecimientos y/o comercios. Permite leer tarjetas de crédito y débito, con el objetivo de cobrar pagos de personas que consumen en el establecimiento.

Esta terminal bancaria o TPV, es solicitada al banco por lo general y los requisitos para solicitar una TPV pueden ser desde tener solo una cuenta de negocios con ellos hasta tener un consumo mínimo. Es importante resaltar que cada Banco maneja sus políticas de la terminal bancaria e incluyen comisiones por el uso, mantenimiento de la terminal o hasta renta por la TPV.

Beneficios de contar con una TPV (Terminal Bancaria)

Contar con una TPV o Terminal Bancaria es una gran ventaja como negoció o establecimiento que ofrece productos o servicios, ya que debido al gran uso de las tarjetas de crédito le permite tener acceso a clientes que no cuentan con efectivo pero desean consumir sus productos.

Una vez hecha la compra por el cliente dentro de la TPV o terminal bancaria, el cliente recibirá un recibo el cual tendrá que firmar, dependiendo del banco probablemente solo tenga que ingresar un NIP. El dueño por otra parte al día siguiente o máximo dos días recibirá el importe de la venta menos las comisiones cobradas en su cuenta bancaria.

Otros de los grandes beneficios que se puede recibir de tener una TPV o Terminal bancaria es la capacidad de ofrecer mensualidades a sus clientes por parte de cada banco. Esto es gracias a que el saldo que tienen en sus respectivos bancos les permita acceder a productos más caros y pagarlos mensualmente por medio de su tarjeta de crédito.

Esto lleva consigo que al momento de pasar la tarjeta por la terminal bancaria o TPV, le indique usted que es a mensualidades. Estas a su vez serán depositadas al negocio en un 100% y cobradas al cliente en determinadas mensualidades.